Viernes , 26 de enero, 2018

A paso firme, avanza la construcción de la doble calzada en el Corredor del Atlántico

En las rutas 11 y 56 las máquinas no detienen su trabajo y la doble calzada comienza a ser una realidad. La obra a cargo de la Dirección Provincial de Vialidad, mejorará el viaje de miles de turistas que cada año se dirigen hacia la Costa: reducirá los accidentes viales y permitirá mejorar el tiempo de viaje.

 

Viajar a la Costa será más rápido y más seguro. Para diciembre de 2019 está prevista la finalización de la construcción de la doble calzada en las rutas 11, entre Gral Conesa y Mar de Ajó; y ruta 56 entre Gral Conesa y Gral Madariaga; rutas actualmente administradas por AUBASA.

Aún en temporada de verano, la obra no se detiene. Las máquinas se encuentran trabajando actualmente en la construcción de los terraplenes que formarán parte de la nueva ruta. Por esta razón se dispuso un dispositivo de señalización especial, se bajaron las velocidades máximas y se dispuso la presencia de banderilleros que dirigen el tránsito para evitar posibles accidentes.

Los trabajos comenzaron en abril de 2017 y se realizan en tres tramos que completan un total de 158 kilómetros. Con una inversión total de $4800 millones, esta obra histórica tiene impacto directo sobre los municipios de General Madariaga, General Lavalle, Tordillo y el Partido de la Costa.

Una vez finalizada, la obra permitirá una notable reducción de los accidentes de tránsito, mayormente frontales que se producen en esa zona; y reducir el tiempo de viaje dado que aliviará las congestiones que habitualmente se producen en el tramo General Conesa a San Clemente.

En Ruta 56:

El tramo de General Conesa a General Madariaga comprende la construcción de 62 kilómetros de doble vía con una inversión de $1946 millones. Permitirá duplicar la capacidad de la ruta que actualmente tiene 7,3 metros de ancho con un carril de circulación por sentido.

La obra beneficiará a miles de turistas que cada año se trasladan a playas como Pinamar y Villa Gesell, y reducirá la cantidad de accidentes.

En Ruta 11

El tramo que va desde General Conesa a San Clemente del Tuyú constituye uno de los tramos  donde actualmente se producen la mayor cantidad de accidentes y congestionamientos por el flujo de tránsito.

Además del trabajo ya mencionado, la obra contempla la remodelación, señalización vertical y horizontal, y la iluminación del acceso a General Lavalle y San Clemente del Tuyú, con una inversión total de $1758 millones.

La última de las etapas es la que comprende el ingreso a todos los balnearios del Partido de la Costa y comprende los 37,5 kilómetros entre la rotonda de San Clemente y el acceso a Mar de Ajó. La obra, que está en plena ejecución incluye la adecuación de los accesos existentes a las localidades, la iluminación de los accesos y la señalización horizontal y vertical, trabajos que junto a la construcción de la segunda calzada implican una inversión total de $1128 millones.